¡ No te la juegues !

¡ No te la juegues !

Es sabido por todos que hay muchos tipos de lentes de contacto blandas mensuales , desde hidrogeles convencionales hasta hidrogeles de silicona de última generación. Cada lente de contacto blanda está fabricada de un determinado material con unas características intrínsecas a dicho material. Podemos hablar de materiales con menor o mayor grado de humectación, paso del oxígeno a través del material, coeficiente de fricción, hidratación, radio base, diámetro, diseño … etc.

Todas estas propiedades del material de la lente de contacto van a influir en la visión y la comodidad en el porte de las mismas. Pero no sólo influyen las características de la lente de contacto sino la solución de desinfección de la misma. Es importante usar una lente de contacto que mejor se adapte a nuestra fisiología corneal y usar un sistema de limpieza adecuado para cada material y cada ojo.

Vengo observando en estos años atrás en mi práctica clínica diaria, pacientes donde han ido bien con sus lentes de contacto y de golpe ,empiezan a tener problemas de conjuntivitis, queratitis, hiperemias y sensación de cuerpo extraño con pocas horas de uso de sus lentes de contacto.

Todos estos problemas hacen que el paciente tenga que suspender el uso de las lentes de contacto y volver a realizarse un examen visual para detectar el problema que provoca estas patologías oculares.

Tras acudir a una consulta optométrica e indagar en los cuidados y sistema de limpieza ,observo que los problemas vienen por malos reemplazos en las lentes de contacto y el cambio de la solución desinfectante que se le prescribió en la adaptación. Todos estos problemas se resuelven con cambios en el sistema de desinfección de las lentes de contacto y el reemplazo correcto de las lentes.

A nadie se le ocurriría comerse un yogurt, fruta o alimento en mal estado o pasada su fecha de caducidad. Y si lo hace , sabe que se expone a riesgos que pueden derivar en una intoxicación alimenticia. Igual ocurre con alargar la vida de las lentes de contacto y el no usar soluciones de limpieza de las lentes de contacto de tu centro óptico sanitario. Y si lo hacemos , somos conscientes de que tenemos papeletas para que surjan complicaciones oculares.

El comprar soluciones únicas o desinfectantes en grandes superficies de alimentación o por internet pueden provocar que la lente de contacto no se limpie adecuadamente y a corto-medio plazo aparezcan complicaciones asociadas a la mala limpieza y mala humectación.

El óptico-optometrista como agente primario de salud visual tiene como objetivo el seleccionar la mejor lente de contacto para cada paciente en términos de agudeza visual y que no interfiera en la salud visual, respetando así el polo anterior ocular. Acude a tu óptico-optometrista que te asesorará sobre el mejor sistema de limpieza para tus lentes de contacto y no te las juegues.

#yonomelajuego , y ¿tú?

Los comentarios están cerrados