Cuida tus ojos al maquillarte

Cuida tus ojos al maquillarte

Las principales afecciones oculares son queratoconjuntivitis, blefaritis alérgica y erosiones conjuntivales, según un informe de la Fundación Rementería. “La causa más probable tanto de la queratoconjuntivitis como de la blefaritis alérgica es el formaldehido, sustancia prohibida en cosmética por su alto poder para provocar alergias”

“En un estudio publicado en la revista Córnea, se analizaron varios cosméticos de pestañas y encontraron formaldehido en cantidades elevadas, así como plomo y conservantes como ácido benzoico, a pesar de no estar declarados”. Ante este riesgo, se recomienda utilizar solo productos de marcas de referencia.

La causa más frecuente de lesión es el contacto del maquillaje con la superficie ocular. De 100 mujeres encuestadas por la Fundación Rementería, 25% aseguró haber sufrido algún trastorno ocular, como conjuntivitis, escozor o irritaciones, debido al mal uso del maquillaje.

Consejos para evitar lesiones
Se recomienda que el maquillaje nunca entre en contacto con el interior del ojo, para que no se deposite en la película lagrimal, lo que está relacionado con peor visión. En caso de usar delineador, hacerlo en la base de las pestañas y no por dentro de las mismas. “Es muy importante que el maquillaje no entre en contacto con la superficie ocular, sobre todo en pacientes con pieles sensibles, con sequedad ocular, con blefaritis y en portadores de lentes de contacto”.

Para las que utilizan pestañas postizas, hay que tener cuidado con el pegamento que las adhiere al párpado. Pero si se utilizan las “extensiones de pestañas”, que se pegan una a una para que duren un mes hay que extremar la precaución. “Con este sistema también se producen problemas oftalmológicos, debido a accidentes durante la manipulación, ya que se trabaja muy cerca del ojo, pero sobre todo irritaciones y alergias derivadas del pegamento o del disolvente con el que se quitan, bien por alergia a sus componentes o bien por invasión de la superficie ocular por alguno de ellos”.

Lo que sí parece tolerarse bien es el nuevo producto conocido como “crecepestañas”, usado ya antes para pacientes que reciben radioterapia, y que ahora se comercializa para todo público. “Suelen ser bien tolerados, aunque a veces producen irritación y picor sobre la zona aplicada y con frecuencia oscurecen la piel del párpado superior. Pero faltan estudios clínicos sobre la utilización de estos análogos de prostaglandinas en uso cosmético, sobre todo a largo plazo”.

Los comentarios están cerrados